Make your own free website on Tripod.com
LUNDÚ, Centro de Estudios y Promoción Afroperuano
Artículos

HOME

. | Noticias y Actividades | Artículos | Personajes | Reportajes | Filosofía y religiones

DE MESTIZOS Y EXCLUÍDAS

Por Mónica Carrillo Zegarra

Existe una corriente que se opone al reconocimiento constitucional de los Pueblos Étnicos, como los Indígenas y Afrodescendientes, con el discurso de que somos un país mestizo y que lo primero no apunta a la construcción de la
identidad nacional.

Recordemos que en el proceso de formación de bloques étnicos o nacionalismos en las Américas identificamos: el blanqueamiento y/o mestizaje étnico y cultural, la liberación Afrodescendiente y la autodeterminación Indígena.

En ese sentido el mestizaje fue desde la época colonial hasta inicios de la república, una estrategia que acilitaba la dominación y apuntaba a la construcción de un nacionalismo basado en la mixtura racial.

Existen aportes significativos de los procesos de sincretismo e interrelación entre las culturas que confluyeron en el país. El problema es la desnaturalización del concepto mestizo y la utilización de argumentos que van en contra de lo progresivo que deben ser las leyes y buscan retroceder el reconocimiento de derechos consagrados luego de largos años de lucha.

DISCRIMINACIÓN ESPECIFICA

Hay una nueva puerta abierta que estuvo cerrada históricamente para que los pueblos o grupos discriminados ejerzan sus derechos. En la III Conferencia Mundial Contra el Racismo y la discriminación de la ONU, nuestro país aceptó que el racismo tenía efectos agravados en quienes pertenecen a una etnia diferente a la blanca, más aún si son mujeres.

Es un logro del proceso reivindicativo feminista que hoy muchas mujeres ejerzan
con libertad el derecho de trabajar fuera del hogar y que sus vidas no giren
alrededor de la pareja y la familia.

Pero ¿hay real atención a las especificidades de las mujeres afrodescendientes? ¿Acaso ellas pasaron por un proceso similar?. Recordemos que desde que llegaron
a esta parte del mundo trabajaron tan duro como los varones. La familia esclavizada ahorraba dinero para comprar la libertad y generalmente por decisión familiar ellas eran liberadas primero porque desde afuera trabajaban en diversos oficios y obtenían dinero para la libertad del resto. Sus cuerpos fueron utilizados con fines sexuales, de procreación, o amas de leche y hasta
hoy repercuten las consecuencias de estos hechos.

No podemos entonces crear espejismos ni soñar con hegemonías mientras el arco iris sigue brillando con todos sus colores.



CRONICA DEL RACISMO PIURANO


Se pellizcan entre si porque el haberse cruzado contigo en el camino es sinónimo de suerte, tocan tus hombros para ver si te despintas, te cierran el paso cuando caminas por la calle, en una cuadra por lo menos son diez personas las que te insultan , es decir una agresión por cada diez metros de camino.

La única extravagancia que posees; tener la piel más oscura y el cabello más apretado que los demás, ser afrodescendiente, negra o como quieran llamarte.
Esto no sucede , como podría imaginarse, en un pueblito aislado del interior del país, sino en el departamento costeño de Piura, reconocido por sus importantes medios de comunicación y universidades.

¿Es posible que en una ciudad como esta haya tanta agresión contra personas afrodescendientes? Esto es algo más que sorpresivo ya que en esta cuidad existe el poblado de Yapatera que es considerado como uno de los principales lugares con población afro del país, donde nacieron importantes manifestaciones culturales. Ahora como insulto la gente grita será de Yapatera acompañado de risas burlonas.

La pregunta de rigor sería ¿porqué dicha sociedad tiene características tan retrógradas en este aspecto, si la población citadina está compuesta por un gran porcentaje de zambos (entendido como la mezcla de negros con indios) que se desenvuelven en diversos oficios y tiene diversos estratos sociales.

¿Es que ninguno de los nudos que encuentran al peinarse les hace tener alguna sensibilidad con respecto a su ascendencia? ¿cuándo se dio un quiebre de tanta magnitud que los hizo auto invisibilizarse y negarse de una manera tan flagrante?

Para algunos se nos haría imposible la vida en Piura en esas condiciones, por más necesidades económicas o expectativas laborales que tengamos. Pero hay personas que tienen que estar allí y padecer una sistemática agresión que merma la autoestima y te coloca en una situación de estrés constante. Si eres foráneo poco a poco se pueden acostumbrar a verte pero nunca te sentirás parte de dicha sociedad porque aparecerá una broma o un comentario racista en el entorno.

La población yapaterana sufre como toda población rural problemas relacionados a la agricultura en ese caso específicamente a la posibilidad de canales de regadío ya que generalmente esperan las lluvias para poder regar sus cultivos. La producción de mango está siendo promovida por ellos mismos a través de la organización de festivales e incluso hay iniciativas de producción artesanal. Se están haciendo reproducciones en madera de los cepos que se utilizaban para castigar a los esclavos en la época de la colonia y de otros instrumentos de cocina como el batán y el mortero utilizado por los antiguos.

No es una cuestión de culpas pero si de responsabilidades. Y a la sociedad piurana, a sus gobiernos locales, medios de comunicación universidades, ongs les toca reconocer que el desarrollo económico que tiene su sociedad está basada en la mano de obra gratuita que dio la gente afro durante el proceso de la esclavitud. Reconocer que los afrodescendientes del sector están arrastrando una historia de agresiones racistas que se evidencia en los prejuicios e insultos pero también en la pobreza estructural de la que son parte.

El mango de Yapatera puede ser más grande y de mayor calidad si encuentran apoyo de la comunidad, el grupo Juventud Unida de Yapatera (YUDY) tiene todo el derecho de soñar que las actividades que organicen trasciendan a ese destino que hace que todos los veinte de enero esperen un aguacero que siempre llega.

Hay un horizonte por descubrir a través de los orificios de los cepos, hoy no existen manos ni cuellos aprisionados en la madera pero si mucha historia que podemos ver si nos ponemos un cepo como antifaz. Para que no se repita la historia inscribe el artesano Carlos Zapata en las reproducciones. Que no se siga repitiendo añadiríamos a la inscripción.

*Piura es un departamento peruano ubicado en el norte del pais.

**Directora de LUNDU. Artículo publicado en el diario "El Tiempo" de Piura

LA ESCLAVITUD AFRICANA: SESENTA MILLONES DE VÍCTIMAS CON MUCHOS DEUDOS Y NINGÚN RESPONSABLE



Hace dos meses se publicó en Inglaterra un ranking sobre déspotas,desgraciados, dictadores, magnicidas y todo lo cruel que uno se puede imaginar en otra persona. Aquí van algunos de los resultados:

MUERTOS MAGNICIDA
6 millones de judíos Adolfo Hitler
100 mil Ugandeses Idi Amin
10 mil personas Ghengis Khan
5 mil sacrificados Vlad de Rumanía


Y si seguimos con la línea de responsabilidades históricas, hagamos un intento de completar el cuadro:

VICTIMAS MAGNICIDA
60 millones de africano/as ¿..????????

La esclavitud africana es uno de los crímenes más grandes de la humanidad que, paradójicamente, no tiene responsables directos. Que, además, ha tenido como deudos al continente africano y que los sigue teniendo en Africa y en las
tierras y naciones donde viven los descendientes de esta diáspora forzada, en condiciones de pobreza, discriminación racial, exclusión social y económica.

En el Continente:

El tráfico de gente de África hasta América comenzó en el año 1444 cuando Felipe El Navegante (portugués) regresó de la costa occidental de África con presentes para el Rey. Entre estos presentes se encontraban 4 hombres de Guinea. En ese momento comenzó el tráfico de esclavos, el cual, según investigaciones recientes, culminó en el año 1902 con el último barco que transportó gente de África oriental (Mozambique, Tanzania) hasta la costa de Brasil. En total: 458 años.

Existen diversas estimaciones sobre el número de personas esclavizadas. Según los últimos estudios sobre diáspora africana fueron cerca de sesenta millones los africano/as transportados forzosamente hasta América, Europa y Asia, teniendo en cuenta el tráfico legal e ilegal y que cerca del 40% de quienes eran embarcado/as hacia América morían en el camino por las inhumanas condiciones del viaje, o porque cuando había mucha carga en la nave, los europeos echaban al mar a cierta cantidad de esclavo/as para bajar el peso de la misma.

Actualmente se calcula que existen cerca de 150 millones de afrodescendientes en las Américas, del cual cerca del 90% sobreviven por debajo de la línea de pobreza.

En el Perú:

El esclavo y la esclava africanos en el Perú, eran considerado una pieza u objeto sujeto de comercio y contrabando bajo la tutela exclusiva de sus amos, los cuales les cambiaban sus nombres originales por nombres españoles.

Los esclav@s tuvieron fuerte participación en las luchas por la Independencia del Perú. Muchos de los batallones estaban conformados íntegramente por esclavos que accedían a esta petición, bajo la promesa de que conseguida victoria final de la patria, obtendrían la ansiada libertad.

Sin embargo, 72 horas después de que el 28 de Julio de 1821 San Martín proclamara la independencia del Perú y la libertad de vientres, por la cual los hijos de esclavas nacidos a partir de esta fecha eran libres; el Congreso de la República, recién formado, derogó esta ley.

Se esperó 34 años para que Ramón Castilla proclame la abolición de la trata de esclavos y de la esclavitud misma. La gran mentira de la historia es el decir que Castilla fue el liberador de los esclavos. En esa época, la mayoría de afrodescendientes en el Perú ya eran libres gracias a que habían comprado su propia libertad, mediante el trabajo adicional al régimen de esclavitud que realizaron durante muchos años. Además Ramón Castilla se benefició económicamente con la abolición ya que su emisor Domingo Elías viaja a la Gran Colombia ( donde ya se había abolido la esclavitud) y compra un contingente de esclavos. Esto para que en el momento que Castilla decrete la libertad, este tenga beneficios económicos de las compensaciones que el gobierno brindo a los propietarios de esclavo/as.

En la hacienda San José (Chincha), en plena guerra con Chile (1879), los trabajadores de la misma, vivían aún en régimen de esclavitud. Así mismo, se tiene información de que en las haciendas de Yapatera, Morropón (Piura), Zaña
(Lambayeque), Chancay, Cañete (Lima) y Chincha (Ica), aunque la esclavitud ya había sido abolida, la forma de trabajo establecida por el régimen esclavista seguía dándose en estas haciendas, como antes de la abolición de Castilla.

La población de origen africano en el Perú, no estuvo ajena a los diversos enfrentamientos en la etapa republicana del país. Durante la guerra con Chile en el monitor Huáscar un joven descendiente de esclavos era el grumete de dicho barco. Fue el único sobreviviente, pero murió olvidado en el año 1964, sin siquiera reconocer su aporte en los libros de Historia o la enseñanza de la
misma en los colegios.

Reparaciones como responsabilidad

En la actualidad, se calcula que hay cerca de 2 millones de afrodescendientes en el Perú. Esta cifra es basada en proyecciones de antiguos censos e informes, espera su confirmación en el próximo Censo Nacional de Vivienda y en
investigaciones que pueda realizar el Estado en coordinación con los organismos multilaterales de cooperación.

Esto aportará en la visibilización de la población y en que se desarrollen políticas públicas que atiendan las situaciones de pobreza, marginalidad y exclusión. La visibilización tiene que partir del conocer la historia y tener una base sobre la cual se pueda construir un futuro con más justicia y respeto para nuestra población.


.